jueves, 9 de agosto de 2012

Trocitos de Cristo 3.



Trocitos de Cristo 3.


EL BECERRO GORDO
LUCAS  15:22 Pero el padre dijo a sus siervos: Sacad el mejor vestido, y vestidle; y poned un anillo en su mano, y calzado en sus pies. 
15:23 Y traed el becerro gordo y matadlo, y comamos y hagamos fiesta; 
15:24 porque este mi hijo muerto era, y ha revivido; se había perdido, y es hallado. Y comenzaron a regocijarse. 
En los estudios anteriores hemos contemplado dos trocitos de Cristo diferentes al presente en estos contemplamos dos figuras del Señor Jesús en los cuales se daría u ofrecería a Dios su Padre en  Holocausto vivo y fragante sin relación alguna con el pecado humano. En el BECERRO GORDO  vemos al  padre de familia dando su mejor animal en sacrificio para bendicón de su hijo descarriado que viene a él nuevamente arrepentido
EL BECERRO GORDO es un símbolo o figura maravillosa del Señor Jesús como el regalo de nuestro Padre celestial sacrificado en la cruz para bendición de todo ser humano que al tener conciencia de su pecado se arrepiente del mismo,pide perdón a Dios y acepta el sacrificio de cristo en la cruz y sus sangre derramada como el único medio para borrar la mancha de su inmundicia .
El padre allí dice Y traed el becerro gordo y matadlo, y comamos y hagamos fiesta;
1. MATARLO para bendición del hijo prodigo.
2. COMERLO, es el nuevo alimento para hijo arrepentido que Dios da  su Hijo pues anterior mente se alimentaba de lo que comían los cerdo osea suciedad
3. HAGAMOS FIESTA  es lo que se hace en el cielo cuando alguien en este mundo se arrepiente, se da inicio a una fiesta de el Padre con su hijo perdido y toda su casa, empieza  a partir de allí una fiesta continua para el que llega arrepentido a los pies de Dios ,felicidad, gozo ,paz alegría la que no pudo hallar cuando anduvo alejado del Padre apacentando cerdos. Maravilloso, dice la palabra que empezaron a regocijarse pero no tuvieran un final, pues la muerte del BECERRO GORDO  que es Cristo trae felicidad y gozo eterno para todo el que le acepta y recibe como su Señor y Salvador.
EL BECERRO GORDO  era el mejor,el mas grande, el mas fuerte y sobre todo el mas amado,estimado y el de mayor valor para el padre de aquella familia y no lo escatimó para la bendición del hijo pecador  es una maravillosa figura del amor del Padre Celestial al darnos lo mas valioso y amado que el poseía en la eternidad su Hijo Jesucristo.
2A. Corintios 9.15. dice .Gracias Dios por tu don inefable. .. Cristo sin duda alguna
A él sea la gloria por todas las edades.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada